Pelo castigado por el sol: soluciones rápidas

Por desgracia el cabello se seca y se daña mucho más fácil y rápido de lo que pensamos. Un día te miras al espejo y lo tienes bien y a la semana siguiente, cuando vuelves a mirarte, tu pelo está encrespado, indomable y con las puntas abiertas. ¿Cómo ha podido pasar?

Uno de los principales factores es la exposición al sol y el abuso de planchas, secadores o tenacillas. El calor hace que el pelo pierda toda su fuerza y brillo en cuestión de poco tiempo.

Los peluqueros y especialistas en el cuidado del cabello insisten año tras año en tomar el sol con moderación y proteger el cabello de la radiación solar. Si bien es cierto, los rayos del sol, bajo control, pueden favorecer el aspecto del pelo. Sin embargo, una sobreexposición tendrá efectos devastadores, ya que el sol tiene tendencia a quemar el cabello, romperlo y volverlo poroso.

Y por si fuera poco, en verano, además del sol, hay que sumar el salitre, el cloro y el sudor. Sin duda, un cóctel explosivo y dañino para el cabello.

¿Qué hago entonces para nutrir el cabello?

Actúa lo antes posible

Prevenir siempre es mejor que curar. Por ello, es importante observar si se presenta alguno de los síntomas: puntas abiertas, encrespamiento, cuero cabelludo seco... En este caso, una hidratación adicional ayuda a que el cabello vuelva a su estado normal.

Cortar y sanear el cabello

Cuando el cabello está seco, cortarlo es la mejor manera de eliminar el problema. Por lo general, las puntas son las que más sufren, por lo que si lo tienes muy dañado, quizás la mejor solución sea cortar unos centímetros. Si el pelo está fuerte, crece mucho más rápido.

Evitar las altas temperaturas

Cuando el cabello se ha dañado, es una tortura someterlo a altas temperaturas. Antes de comenzar a secar, lo ideal es aplicar un protector térmico y luego usar aire frío para secarlo. Asimismo, es imprescindible que antes del uso de una plancha o rizador el cabello esté seco por completo. C

Champú, acondicionador y mascarillas para reparar el cabello dañado

Es muy importante elegir con cuidado los productos que se usarán en la ducha. En cuanto al champú, es importante que sea suave, con un pH de 4,5 a 5,5. y que no contenga sulfatos.

Respecto al acondicionador o mascarilla, los mejores son los de aloe vera, aceite de macadamia, argán, caolín o manteca de karité. Estos ingredientes dejan una capa protectora sobre el cabello y ayudan a reparar la epidermis.

Tratamientos de reconstrucción del cabello

Los tratamientos más efectivos para recuperar un pelo seco y dañado por el sol son los tratamientos rellenadores de ácido hialurónico, los tratamientos capilares reparadores de keratina como el de Kativa y los tratamientos anticaída Q10 para el pelo. Estos tratamientos podrás encontrarlos en centros de estética y belleza y, por suerte, si quieres aplicarlos en casa, en tiendas de cosmética especializadas. Así podrás ahorrar dinero y obtener los mismos resultados sin complicaciones. ¡Garantizado!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados